¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
R. C. Davison - Artículo publicado por ASTROLOGIA, órgano oficial del Centro Astrológico de Buenos Aires. Nº 71, último trimestre de 1977.

Una de las cosas más fascinantes de la Astrología, es el modo en que podemos descubrir las influencias planetarias que obran en cada caso a fin de obtener un conocimiento acerca de los motivos que subyacen en las muchas actividades del hombre. En esta conexión, un estudio de las influencias que tratan de la forma particular de música conocida como jazz, proporciona algunos resultados muy interesantes.

El jazz es fundamentalmente la música racial del negro americano y consiste en su mayor parte en la improvisación sobre una base dinámicamente rítmica. La danza de la música moderna ejecutada por una orquesta cualquiera tiene poca semejanza con el verdadero espíritu del jazz, y el sello de la música que se hace referencia como "swing", en el mejor de los casos, es una especie de punto medio entre estas dos formas de musicales. El negro americano todavía continúa siendo el exponente más sobresaliente del jazz, y dos negros, Duke Ellington y Louis Amstrong, tuvieron más influencia en la historia del jazz que cualquier otro músico.

Trataré ahora de sugerir ante todo, que el planeta Neptuno se halla estrechamente ligado con la música del jazz. Es bien conocido el hecho de que este planeta tiene relación con ciertos estados hipnóticos de conciencia, incluyendo a la clase particular de éxtasis que puede lograrse en los estados más elevados de meditación y contemplación. Encontramos una peculiar correspondencia para esto en el vocabulario del jazz, como cuando un ejecutante toca una pieza "inspirado", se dice que envía a los oyentes "fuera de este mundo" (out of this world).

En otras palabras, cuando la música alcanza cierto grado de excelencia, inspira a quienes la escuchan, un sentimiento de éxtasis. Un escritor, refiriéndose a la forma de tocar de cierto trompetista, dijo: "Su forma de tocar es tan narcótica en su efecto sobre los oyentes más sensibles, que he visto a algunos tan dopados realmente, que hacen recordar de alguna manera al adicto al opio, tan feliz después de haber fumado su pipa". Así que aquí vemos una sugerencia de la influencia de Neptuno en el estado de éxtasis que el buen jazz es capaz, a veces, de inducir en los oyentes. La relación de Neptuno con las drogas es también bien conocida. Algunos músicos de jazz, tienen el hábito de fumar cigarrillos con droga extraída de la planta mexicana marihuana y en las letras de algunas canciones, a veces se refieren a estos cigarrillos con los términos "te", "reefer" o "meez", mientras que al que lo fuma le dicen "víbora".

Existen razones especiales para la popularidad de esta droga entre algunos músicos porque produce la ilusi& oacute;n que el espacio y el tiempo son expandidos hacia el infinito y la eternidad; retarda el "beat", así que el músico que improvisa un coro, siente que tiene excelente comodidad para elaborar sus ideas. No es de extrañar, entonces, que al requerírsele una permanente fertilidad para inventar, animar a uno y estimular la ejecución, noche tras noche, durante inhumanas largas horas, él busque esta forma artificial de inspiración.

La manera en que el jazz llegó a popularizarse, tiene también un fuerte sabor neptuniano. Es una música que no fue reconocida hasta la culminación del siglo y fue en el Delta del Mississippi, especialmente en el distrito de mala fama de Storyville, donde esta música floreció por primera vez. La música fue llevada hacia el norte por los vapores de la carrera a lo largo del Misssissippi (también tiene que ver con Neptuno, tomar la fantasía popular de una ciudad con puerto de mar y difundirla, más tarde, a través del río; estando, durante gran parte de este período, Neptuno en Cáncer). Muchos de estos barcos tuvieron sus propias bandas establecidas en New Orleans. Como atracaban en las grandes ciudades, a lo largo de la ribera del río, los músicos locales llegaron a oír y ser afectados por su estilo, hasta que finalmente, una nueva esfera de influencia llegó a establecerse hasta el norte de Chicago. Durante el período de la prohibición, hubo mucho trabajo para los músicos de jazz en esta ciudad, y al mismo tiempo llegó a Nueva York.

Ahora bien, el jazz se ha elevado por sobre sus degradados comienzos y los conciertos se dan dentro de los recintos sagrados del Carnegie Hall, donde solamente era permitido ejecutar música clásica. La sociedad neoyorquina consideró, inclusive, elegante patrocinar el jazz y hacer reuniones de categoría en los night clubs a fin de oír a los grandes exponentes del arte.

Otro aspecto de este ritmo que lo conecta con Neptuno, es que es esencialmente, música del pueblo. Los "blues" que son uno de los cimientos del jazz, trata de los problemas de la gente común. Este estilo de canto, a menudo, tiene que ver con el tema tan trillado del amante abandonado o maltratado, aunque existen muchos ejemplos de "blues" compuestos sobre las tragedias económicas, como las grandes inundaciones de 1927, que produjo que miles de familias quedaran sin hogar y las terribles condiciones de los albergues del "Cinturón Negro" de Chicago. Mientras que las vicisitudes de la vida en los campos de algodón, en el ferrocarril y hasta en la cárcel, fueron fuente fértil de inspiración para la música negra.

Hasta en la forma de ejecutar, el jazz es verdaderamente democrático, en comparación con la orquesta sinfónica, donde la música se toca a partir de una partitura bajo la dirección de un director. La improvisación colectiva, la sorprendente ejecución de la banda, sólo es posible cuando la libertad creadora de cada hombre es respetada. Otro ejemplo de su naturaleza democrática es que ayudó, hasta cierto punto, a destruir las barreras del color en USA.. Músicos blancos y negros normalmente tocan juntos, aunque en algunos lugares, todavía "fruncen el ceño".

Es un tipo de música, que al oyente que no es adepto, le suena caótica o como una confusión de sonidos, otra conexión estrecha con Neptuno.

Observando que existe una influencia neptuniana fuerte en la música de jazz, observar el paso del planeta a través de varios signos del zodíaco, da resultados interesantes. Aunque los comienzos del jazz datan de antes de 1900, período en que es conocido como rag-time, no fue hasta principios de 1920 que logró una gran notoriedad. La gran mayoría  de quienes ayudaron a elevarlo, nacieron con Neptuno en Cáncer, una posición sensible, donde se encuentra fuerte, mientras que la verdadera posición de la época es en Leo.

Leo se corresponde con la casa V, conectada con el placer y el entretenimiento. Además el jazz es un ritmo "hot" (caliente). Leo, como signo de fuego, es un medio apropiado para la expresión del jazz.

Durante la década del 20, hubo pocas oportunidades para que los músicos ganaran su vida, tocando exclusivamente "hot", por lo tanto, tuvieron que unirse a una "línea comercial" con las bandas de música danzante. Después de terminar su labor diaria, recién se reunían para tocar la clase de música que les gustaba, dejando de lado las partituras y tocando desde el corazón.

Esta característica es el rasgo sobresaliente del jazz auténtico de los años 20. Las ejecuciones no eran notables por la excelencia de su técnica, sino por la sinceridad y el entusiasmo; esta cordial manera de tocar fue una característica del período de Neptuno en Leo, el signo del corazón. Un considerable grupo de entusiastas valorizaron el jazz producido durante el período 1924/29 y aún hasta 1933, refiriéndose a esos años como la "Edad de Oro", lo cual concuerda bien con la naturaleza del signo regido por el Sol.

El paso de Neptuno por Virgo marcó la aparición de lo que fue conocido, después, como "swng". Es fundamentalmente, música orquestada, sumamente mecánica y se atiene en alto grado, a la técnica pura. Vemos aquí la influencia de Virgo, en tanto que durante este lapso, la técnica instrumental alcanzó alturas sin paralelo, y en comparación, los tempranos esfuerzos, parecían burdos. Pero en vez de ser un medio, esta técnica llegó a ser un fin en sí misma y los músicos comenzaron a tocar notas por el gusto propio de tocarlas más que porque fueran esenciales para la expresión de una idea musical. De este modo, la música empezó a perder su alma, el corazón se extinguía. Pero esto es verdad, sólo en parte, porque también hubo quienes fueron capaces de mantener vivo el espíritu del jazz, que nacieron durante el período de Neptuno en Leo.

Muchas de las frases musicales usadas por los primeros músicos en sus improvisados solos, fueron tomadas por los arregladores durante el período del swing y orquestadas para todas las secciones de una gran orquesta, con el resultado que, lo que fue alguna vez la secuencia inspirada de las notas, llegó a ser después una cita muy trillada. Tenemos aquí la influencia mercurial de Virgo, que manifiesta la tendencia a repetir o imitar. Esta tendencia repetitiva ocurrió una vez más, en los propios tonos, tantas veces como se componía de continuas repeticiones de un solo "riff" o frase musical hasta el cansancio.

El tránsito de Neptuno por Libra, parece haber traído resultados en la forma de la presentación más ortodoxa y artística del jazz. Durante este lapso es posible encontrar una fusión de tipo más melodioso de música bailable con el estilo más dinámico del jazz "caliente", logrando un equilibrio entre ambos estilos. Esto predispuso, también, a que un mayor público estuviese a favor de esta música, porque Libra se conecta con el trabajo con el público.

Un estudio de las posiciones planetarias en las natividades de un número de personas famosas del jazz y sus seguidores, demuestra, en primer lugar, una mayoría de planetas en signos de fuego, en especial mutable o cardinal. El signo de Sagitario, es por lejos el más ocupado, estando presente un planeta 33 veces en los casos estudiados, en comparación con Aries y Piscis, con 19 puntos cada uno. Se observa el predominio de los signos regidos por Júpiter, donde Neptuno se halla cómodo también. Los signos menos ocupados fueron: Virgo con 8 puntos, Libra con 10 y Acuario con 11. En segundo lugar existe un contacto entre Saturno y Neptuno. En tercer lugar, Júpiter se encuentra retrógrado, débil por signo o muy afligido por otros planetas. En cuarto término, Júpiter no está en aspecto con Neptuno - esto se aplica a los ejecutantes - aunque la regla parece invertirse en los aficionados que no ejecutan instrumentos. En quinto lugar, un contacto entre Júpiter y Marte y, en sexto lugar, un contacto entre Marte y Venus.

El signo de fuego de Sagitario, es un medio admirable para la expresión del "hot" jazz, por la fuerza de expresión directa y sin inhibición. La improvisación espontánea es la nota clave del jazz, y la clara y rápida predisposición, susceptibles a la naturaleza ígnea del sagitariano, le capacitan para sacar ventaja en esa área en particular. En grado ligeramente menor, el ariano tiene las mismas cualidades, mientras que los piscianos con su susceptibilidad tan desarrollada, están generalmente en su territorio en el campo musical respondiendo fácilmente a la influencia neptuniana.

No es para sorprenderse que Virgo esté al final de la lista, porque es un signo que carece de posibilidad de expansión, de chispa y del empuje tan esenciales para hacer buen jazz, además que Neptuno está débil aquí.

El signo de Libra, que también está pobremente representado, probablemente encuentre al jazz demasiado ruidoso, ronco y sin inhibiciones para sus gustos más refinados. Pero uno esperaba ver a Acuario mejor representado, salvo que el acuariano tenga una actitud indiferente hacia el jazz y simplemente lo tome como algo novedoso, faltándole el entusiasmo verdadero, ya que sus intereses principales son más intelectuales que emocionales.

En segundo término, existe un contacto entre Saturno y Neptuno. Nosotros decimos que Neptuno gobierna el mundo de los elementales que moran en el mundo de los deseos. Este contacto con Saturno, que ocurre tan a menudo, sugiere que es parte de la función del músico, concretar, traer al mundo físico a través del sonido, algunas de las adherencias o acrecentamientos del mundo del deseo , manifestándolo a la luz del día, y de este modo, debilitar su fuerza.

En tercer lugar, Júpiter está retrógrado, débil por signo o muy afligido. Se ha afirmado, que Júpiter se halla conectado con el ritmo como tal, por la relación con la ley y las normas. Pero Saturno también tiene relación con el ritmo, ya que rige las formas y ellas son creadas mediante el sonido o la vibración de una proporción fija, que es lo mismo que el ritmo. Además rige el oído, por lo tanto, puede interpretarse el aspecto entre Neptuno y Saturno, como indicando que las vibraciones neptunianas, les afectan principalmente, a través del mundo del sonido.

Para complicar un poco las cosas, el mayor Adams, en su libro "Nuevas informaciones sobre Astrología", sugiere que una de las características del neptuniano es que "ama el ritmo o el tiempo preciso en música". De esta manera, existen tres planetas que parecen tener conexión con el ritmo, y en vista de que Neptuno se encuentra estrechamente relacionado con el fenómeno del jazz, parece ser que el mayor Adams tiene razón en su argumentación. Como Júpiter y Neptuno están muy relacionados, al igual que Sagitario, con los músicos de jazz, es probable que Júpiter tenga también una importante relación con el ritmo del jazz. De modo que si Júpiter está algo débil o afligido en los mapas natales de los aficionados a esta música, necesiten fortalecer las vibraciones del planeta con el contacto constante con este peculiar ritmo.

La cuarta característica es que Júpiter y Neptuno no se hallan en contacto en los instrumentistas, aunque sí en los mapas de los aficionados que no tocan, con lo cual me siento perplejo para poder explicarlo, especialmente cuando se ha sostenido que el contacto entre estos dos planetas, produce una afición por la música moderna o ultra moderna. Difícilmente, podría afirmarse que los exponentes del jazz más prominentes, no encuentren placer en lo que ellos producen.

Los dos "síntomas" que quedan por ver son los contactos de Marte - Júpiter y Venus - Marte. El primero da mucha exuberancia, porque el jazz modela una muy buena salida, mientras que el segundo indica susceptibilidad artística de manera más bien sensual y la atracción por el jazz está por encima de los sentidos, porque es música para bailar, concebida para inducir especialmente al movimiento, por lo tanto, existe poco estímulo intelectual.

Las natividades que ilustran estos seis puntos, son las de dos hombres que han tenido más influencia en la música del jazz que cualquier otro: Duke Ellington y Louis Amstrong (al final se dan los datos de nacimiento de ambos).

Resumiendo, podemos trazar una definida conexión entre Neptuno y el fenómeno del jazz, y como en la actualidad, gran parte de la humanidad es incapaz de responder a sus más elevadas vibraciones, algunos, particularmente los sagitarianos, encuentran en el jazz un escape para esta influencia, la que a través de su afición por la naturaleza sensual, ayuda a producir un cambio en su estado de conciencia.

Pero en lugar de hacerlo tomando contacto con el mundo mental superior, lo logran poniéndose en contacto con el mundo del deseo y la inspiración de los músicos. Estas vibraciones llegan algo tergiversadas como resultado de su descenso desde el verdadero hogar de la música, del mundo del pensamiento abstracto a la materia del mundo del deseo.

La forma nerviosa, agitada y tan tensa de la música del jazz, ideada especialmente para incitar al movimiento, mantiene una estrecha relación con las condiciones de intranquilidad que prevalecen en ese mundo, donde cada cosa se encuentra en un nivel más elevado de vibración que en el mundo físico.

El jazz también actúa como una "bolsa compensadora" para algunas concreciones del mundo de los deseos, que son el resultado de los deseos del hombre y del pensamiento erróneo en el pasado, y así como las inarmonías en los cuerpos superiores del ser humano actúan finalmente en el cuerpo físico, así a través de la expresión de la música del jazz en el mundo físico, algunas de las inarmonías son barridas de los mundos superiores.

Queda por hacer, todavía, mucha investigación sobre el particular. Por ejemplo, Urano parece estar prominente en las natividades de aquellos aficionados al jazz, y es posible, que la afición por la novedad a la que este planeta induce, sea responsable del interés uraniano por esta música. Adam, sostiene que el uraniano "ama la armonía pero a menudo es deficiente en la sensación del tiempo". Además se ha sugerido que el jazz proporcionó un nuevo elemento dinámico en música, que se halla ligado con la nueva Raza Ra& iacute;z, a la que los estudiantes de ocultismo le atribuyen haber nacido en América.

Para finalizar, aquí están los datos de las natividades de Duke Ellington y Louis Amstrong.

Duke Ellington nació en Washington, DC, el 29 de abril de 1899. ASC (especulativo) 07º30'''' Acuario, MC 28º Escorpio.

Louis Amstrong nació en New Orleans, Louisiana, a la medianoche del 3/4 de julio de 1900.

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png8.png2.png0.png7.png4.png1.png
Hoy15
Ayer553
Ultima semana568
Ultimo mes12032
Desde 04/19976820741

Sus datos de conexión

  • IP: 52.204.98.217
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

1
en línea

Martes, 18 Junio 2019 01:13
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia