¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

LA CARTA ASTRAL.

¿REVELADORA DE LAS CARACTERISTICAS Y FUTURO DE LAS PERSONAS?

Carlos Dum. Caracas (Venezuela)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

\"\"           \"\"

Si bien es cierto que hasta ahora nadie ha descubierto exactamente cómo influyen los cuerpos celestes (estrellas, planetas, asteroides, etc.) y puntos zodiacales del firmamento en el carácter y futuro de las personas. Tampoco es menos cierto que los mismos probablemente atrajeron una percepción suprasensible por parte de nuestros predecesores, los antiguos caldeos y babilonios, en un sentido muy filosófico e instintivo cuando les asignaron las características arquetipales a los objetos del espacio sideral en relación a la motivación y conducta de la naturaleza humana y sucesos en la Tierra.

El misterio de la energía (metafóricamente hablando) que envuelve la simbología que heredamos y de la que nos valemos los astrólogos para interpretar, traducir o explicar la información de los componentes de una Carta Astrológica (conocida también como Carta Natal, Mapa Natal u Horóscopo Personal), cuenta con su propio lenguaje y el astrólogo es simplemente su traductor, y muchas veces termina en orientador. Pese a que en el pasado estas prácticas fueron acreedoras de persecuciones por parte de la Iglesia que la creía herejía, y hoy por la ciencia establecida que la considera superstición o charlatanería. Mas sin embargo, es aceptada por muchos como una herramienta del conocimiento humano, pues ahora el mundo moderno que cada día tiende ha ser más escéptico y menos impresionable, intuye que la praxis astrológica se vincula más con el carácter, motivación, conducta, potencial psíquico y hasta cierto punto, el físico de las personas.

En el preciso momento del nacimiento natural o cesáreo, el individuo se “sintoniza” -por llamarlo de alguna manera- con la energía rítmica de la vida en un sentido holistico, resonando como instrumento único dentro de la gran sinfonía que ejecuta simbólicamente el Universo. Para ese momento el nativo también se sincroniza con las pautas arquetípica de todo los componentes de su Carta Astral por posiciones planetarias y puntos angulares, haciendo una especie de proyección por todo el tiempo que le toque vivir sobre la Tierra. Obviamente en el proceso de vida éste se va ajustando, modificando y adaptándose según circunstancias de necesidades, motivaciones, tiempo y lugar.

Para la praxis de interpretación el astrólogo sintetiza los diferentes elementos que constituyen las configuraciones estelares del cielo de nacimiento plasmado en la Carta o Mapa Astral y a su vez, los integra para el análisis de la personalidad, su comportamiento y tendencias, llevando en muchos casos lo inconciente a lo conciente basándose en analogías e interrelaciones de los símbolos astrológicos. También es válida la utilización de Cartas Auxiliares de la astrología tales como Tránsitos, Revolución Solar y Progresiones, entre otras para la exploración de “posibles acontecimientos” basados en la trayectoria que cumplen los movimientos planetarios a través de la información de las efemérides y en relación con las posiciones fijas de la Carta Astral Radical sugiriendo inclinaciones de la motivación y conducta particular mediante la influencia astral.

\"\"             \"\"

Aunque debemos estar conciente que la astrología tiene sus limites en el sentido de funcionabilidad exacta cuando tratamos de predecir sucesos, mediante las diferentes técnicas disponibles. Podríamos pensar en la posibilidad de tendencias o probables acontecimientos, dependiendo de las “influencias” descritas por las configuraciones planetarias, apoyándonos en las características asignadas a cada elemento astral para el momento que deseamos explorar, bien sea en la vida de una persona o de algún evento. Después de todo, hay que ser sinceros y aceptar que estas formas de procedimientos son los que alejan a la astrología de los conceptos probados y comprobables, aceptados por la ciencia de hoy.

Es aquí donde invocamos nuestra ancestral conciencia indicadora que el estudio de la Carta Astral hace un planteamiento de fuerzas “espirituales”, independientes de cualquier tipo de medición y comprobación racional conocida hasta ahora. No obstante, los estudiosos e investigadores en el área astrológica no deberían tener reparos en admitir la existencia de fuerzas hipotéticas, misteriosas y aún desconocidas por los rigores de la actual ciencia establecida. A su vez, dar cabida a la influencia de carácter místico y esotérico, propio de las corrientes que promulga la nueva era.

Ahora bien, ¿qué podemos lograr con el estudio de nuestra Carta Astral? Me inclino a pensar que el Mapa Natal, podríamos tomarlo como un complejo manual de instrucción otorgado por los cielos del cómo funcionaría nuestra naturaleza humana y sus tendencias, es decir si tendríamos potencial para alguna profesión u ocupación especifica, motivaciones y conducta preferencial ante las relaciones con los distintos caracteres de nuestros semejantes, detalles de nuestra personalidad, constitución y resistencia física, vida en pareja, posibilidad de obtención y manejo de recursos financieros, relación con nuestros hijos, amores, viajes, herencias materiales y psicológicas, estudios, negocios, vida social, y por supuesto, actitud ante nuestros problemas obedeciendo a la ley del Karma. Sin perder de vista de que cada quién es dueño del libre albedrío, pero muchas veces moderado por ciertas condiciones psíquicas y físicas intrínsecos en cada quién, y por el medioambiente en el que nos toque o escojamos para vivir.

La gente tiende a echarle la culpa al “destino” de la afortunada o desafortunada forma de vida, o de las cosas que pudo haber o no hecho en su debido tiempo de habérselo propuesto. En fin, existen conformes e inconformes, felices e infelices, adaptados e inadaptados. Pero todos coinciden en que la conducta personal y la suerte obraron a favor o en contra de sus logros y situaciones. ¿Hasta qué punto podríamos intervenir en nuestro destino, toda vez que tengamos conciencia de lo que somos y qué potencial guardamos dentro de nosotros? El conocerse a sí mismo podría darnos la clave de muchas respuestas en nuestra vida. Después de todo, en algún momento de la existencia -tarde o temprano- sentimos la necesidad imperiosa de interpretarnos, de dimensionarnos y sintonizarnos con el Universo que nos rodea según nuestra misión de vida.

Sabiendo que toda “misión” para que sea completada, va necesariamente precedida de ensayo y error, aprendizajes y experiencias positivas y negativas que debemos ir acumulando con el fin de asegurar exitosos logros inmediatos, medianos y de largo alcance. Entonces, para que los mismos sean óptimos, debemos conocer antes nuestra propia “guía de las estrellas” a través de la Carta Astral. En ella podemos indagar y ser conciente de nuestras aptitudes naturales para un mejor aprovechamiento y rendimiento de la actividad que nos toque realizar, sea esta subjetiva u objetiva, según las tendencias descritas por el Mapa Natal y la acertada interpretación de su astrólogo de confianza.

“Dios nos bendice y nos guía a través de las estrellas”
   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png8.png2.png1.png2.png6.png6.png
Hoy106
Ayer209
Ultima semana1093
Ultimo mes12557
Desde 04/19976821266

Sus datos de conexión

  • IP: 18.212.90.230
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

3
en línea

Jueves, 20 Junio 2019 11:36
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia