¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Lynn Dalton. Astrología, revista del CABA. Nº 57. Cuarto trimestre de 1973.
De todos los planetas de nuestro sistema, Plutón es el que ejerce la influencia más trascendental. Este pequeño cuerpo denso, hundido allá en el espacio, opera los efectos más drásticos sobre nuestra vida en la Tierra. Plutón es el guía, pionero intrépido, reformador, purificador, el que trae la iluminación. Dondequiera su rayo penetre, percibimos trastorno y desconcierto, pues este planeta cuyo toque de atención es tan poderoso, no otorga el conocimiento sin antes probarnos hasta nuestro límite absoluto. Plutón representa el crecimiento en su faz más dramática.

La influencia de Plutón no puede ser manejada ni gobernada; Plutón nunca afloja. Aún cuando pueda obrar en forma magistralmente sutil, actúa como un poderosos martillo, serpenteando dentro nuestro mediante golpes de destino desde el pasado remoto que apenas recordamos, llevando a la ruina nuestras vidas de una sola barrida, sin dejarnos justificación alguna como consuelo. Nos sacude de lo antiguo y estático para producir la transición - generalmente dolorosa - hacia algo nuevo y mejor. Su poder y magnetismo son irresistibles. Si no marchamos con él somos condenados a que su resurgir nos destroce, pues Plutón no permite la componenda, el término medio.

Los dos símbolos de Plutón han sido ampliamente documentados y, en verdad, le corresponden. La serpiente simboliza el punto más bajo al que el hombre puede descender. Su anverso, el ave fénix, es el emblema del conocimiento, del hombre que se trasciende a sí mismo. Representa esperanza, rehabilitación, renovación. La naturaleza peculiarmente dual de Plutón se evidencia cuando es prominente en un tema natal. Plutón rige las masas, las tendencias masivas, la mente subconsciente y todas las actividades subterráneas. Siempre opera desde el interior hacia afuera; su manifestación externa sólo aparece periódicamente, cuando en forma completamente original, produce cambios rápidos pero drásticos, cambios arrolladores que re orientan el curso de la historia. Pero la acción dinámica que produce estos cambios no es del orden de la compulsión de Urano ni la fantasía de Neptuno. Plutón es la visión total y completa, llegando directamente desde lo inconsciente, desde el pasado kármico. La conexión de Plutón con el karma no será nunca bien enfatizada, pues su influencia, invariablemente, crea condiciones que fuerzan al nativo a pagar deudas.

*En el Ascendente*: Indica una persona que se encierra en una caparazón. Es represivo, se guarda las cosas para sí y ya no nada de sí mismo o se da totalmente. Es reservado, especialmente acerca de sus motivos. Y es magnético e irresistible, si bien puede separarse de la sociedad con un desinterés total. El nativo puede parecer inocuo, pero bajo la superficie es un maquinador, capaz de influenciar a los demás; es un instigador, a menudo una personalidad cautivante y absorbente. No indica necesariamente terquedad, pero sí el nativo se apasiona acerca de cualquier cosa que lo conmueva en el momento. Tiende a ser invariable en sus costumbres.

No deja de tener sus momentos de venganza, y posee mucha determinación. Es intuitivo acerca de la gente y, en general, está dotado de un juicio agudo, especialmente en cuestión de negocios. En esta posición, Plutón puede ser represivo en grado peligroso; el nativo es propenso a bloqueos psicológicos. Cuando falta una guía, aparecen frecuentes cambios exteriores que, finalmente, no significan cambio alguno. En ciertos casos, aparecen violentos trastornos periódicos. Generalmente, existe mucho desasosiego.

Esta posición de Plutón, obra peculiarmente: aparecen cambios rápidos y drásticos en la vida exterior, mientras internamente, las cosas permanecen más o menos igual. La exacta naturaleza de los cambios, depende del signo en que esté ubicado y de sus aspectos.

El Ascendente está muy relacionado con la apariencia y estructura físicas. Aquí la influencia de Plutón, con frecuencia indica una particular manera desmañada de caminar y hablar, ya con rápidos movimientos espasmódicos o con un manierismo tensionado. En caso de aflicción, puede indicar tartamudez, falta de coordinación, etc.

Esta posición la tenía Judy Garland. Aquí el efecto del planeta en el plano emocional, se evidencia plenamente, por su conjunción con Venus. Hubert H. Humprey tiene Plutón en la casa I y ejemplifica a la persona cuyo temperamento está absorbido en la actividad.


*En el FC*: Este ángulo es el más sutil. Existe una fundamental diferencia con los demás ángulos, pues Plutón afecta la vida interior, las raíces del ser. El planeta efectúa aquí sus extraños cambios en las profundidades de la personalidad, indicando un individuo que - en caso positivo - tiene tremendos rasgos de carácter: da vuelta la hoja y se rehace nuevamente desde cero. Puede ver minuciosamente dentro de sí y está siempre investigándose. A diferencia de Plutón en el Ascendente, aquí el nativo está ocupado en la reconstrucción de su ser más profundo, mientras que, externamente, aparece sin mayores cambios.

También se diferencia de la posición de Plutón en el Ascendente o en el MC, ubicaciones del planeta que facilita atraer a los demás mediante magnetismo y fuerza de voluntad. En cambio, cuando aparece en casa IV, atrae a la gente porque dirige idéntica energía hacia adentro, denotando liderazgo espiritual en el plano de la introversión; es alguien que ve profundamente los motivos de los otros.

Cuando es inarmónica su influencia, trasunta una personalidad en revuelta perpetua, entregado a grandiosos esquemas de mejoramiento que nunca lleva a cabo. Al individuo parece faltarle temple, se muestra fácilmente gobernable, pero bajo tal apariencia, es inmodificable en su auto evasión, sus estados de ánimo y sus facetas. Es imposible persuadirlo para que actúe con coherencia.

En relación con las circunstancias, frecuentemente indica la muerte temprana de la figura parental central. Durante la infancia, tiende a retirarse a su propio mundo; aún cuando juegue activamente, a menudo se siente aislado. De imaginación activa, es frecuente que presente rasgos marcados de percepción, intuición y psiquismo.

Los últimos años pueden ser de una elevada iluminación o se consumen en perdidos sueños de gloria. La edad avanzada es generalmente, el período crucial de la existencia y la muerte de este nativo, puede tener algún carácter público.

Era la posición natal de H. Houdini, un famoso mago y J. Krishnamurti, que se rehace a sí mismo y marca la senda para que cada hombre pueda guiarse desde su interior.

*En el Descendente*: La casa VII, representa el modo en que el mundo reacciona al nativo. Plutón aquí afecta la vida exterior; la manifestación más obvia es el cónyuge, que resulta insensible o de una gran ayuda espiritual o inspiración para el individuo.

Tiende a crear uniones extrañas y extremas, pues la persona intenta conciliar fuerzas de naturaleza opuesta. A menudo, el matrimonio lleva vidas separadas o está fundado exclusivamente en la relación sexual. Si bien la unión puede sostenerse en el tiempo y mostrarse exteriormente feliz, el nativo tiene que realizar serios ajustes, pues las relaciones serán siempre un trastorno. En ciertos casos, puede ser un vínculo espiritual, donde ambos se absorben en todos los niveles.

Plutón en VII indica una capacidad de evaluación fundamental, un acusado sentido de lo que la sociedad reclama. Si está afligido, vira esta capacidad hacia rígidas ideas sobre soluciones que no tienen otro valor que la justificación personal.

El riesgo público llega naturalmente al individuo que está con frecuencia en una posición que requiere tacto o es un líder en la formación de ideas nuevas. Inclusive puede llegar a ser guía de la modificación o establecimiento de la opinión mundial.

En esta ubicación, Plutón también indica que durante la vida aparezcan socios comerciales. En su faz negativa, el nativo tiene propensión a cambiar sus convicciones y adhesiones a mitad de camino, gozando de una popularidad pasajera y variable. Los aspectos del planeta son importantes para determinar la naturaleza de la influencia pública.

En G. Gershwin se relaciona con la música, pues aparece en conjunción con Neptuno. En el tema de F. Chopin, en conjunción con su Sol, produjo trastornos por relaciones "irregulares". El impacto de M. E. Jones, obró en un campo propiamente neptuniano: el ocultismo. M. Gandhi, es un ejemplo sobresaliente, en conjunción con Júpiter, su vida es un ejemplo de esfuerzo espiritual, con el énfasis puesto en la unión.

*En el MC*: Plutón se convierte en el dictador brutal o el divino líder espiritual de las masas. En polaridad con la IV, los cambios aparecen en el exterior y conciernen a la imagen del nativo. El planeta aquí representa el liderazgo dinámico, la magnética atracción del público; el individuo es idealizado o aborrecido, pero nunca ignorado.

Por su cualidad penetrante, en el MC llega rápida y profundamente a sus metas, elevándose al tope de su profesión, es obsesivo por ser el mejor, por conocerlo todo, por iluminar a los demás y, en breve tiempo, lo logra. Es un perfeccionista, un trabajador feroz que va más allá de los límites normales. Anhela el poder y resiste toda forma de autoridad para llegar a ser únicamente él mismo. Una vez que ha llegado, exige mucho de los otros. Es un dirigente nato; rápido para encontrar y corregir los puntos débiles en la organización, nada escapa a su ojo inescrutable. Incapaz de marearse con la gente o las circunstancias, ve el fondo inmediatamente y tiene una misteriosa manera de reducir las cosas a su sentido más simple y fundamental. Instintivamente, descubre cuál es el trabajo apropiado a cada persona. Frecuentemente, es un buen orador, un buen maestro.

Si Plutón está afligido, el nativo puede enloquecer por el poder, haciendo cualquier cosa por llegar a la cima, sin importarle a quien destruye en el camino. Astuto, vengativo, capaz de engañar, dominante, terco, intolerante y a veces, sádico. Impone sus opiniones extremas, rechazando las ajenas. Siente que su camino es el único verdadero; es inflexible y persistirá en sus ideales hasta la muerte. Para bien o para mal, es un fanático.

Una peculiaridad de Plutón en el MC es la habilidad para aprender cualquier tarea, rápidamente y bien; pero cuando la domina, se desilusiona y en un momento tira todo por la borda para empezar otra cosa. La razón de esta actitud es en parte, su capacidad para ver profundamente la flaqueza y la locura de toda ambición, aunque él mismo es ambicioso. Sus objetivos cambian constantemente, salvo que sea capaz de canalizar su poder en una actividad elevada. Es una persona que puede desempeñarse en varias profesiones durante su vida, estando apasionado y absorbido por cada una de ellas.

Ejemplos de Plutón en X son R. Nixon, cuya utilización del poder es bien conocida; E. Cayce, quien dio su esfuerzo para el mejoramiento de los otros; H. Blavatsky, que guió a miles de personas hacia un antiguo misticismo renovado.

De este modo vemos la influencia de Plutón en los cuatro puntos más sensibles del mapa astrológico. La cualidad típica es el extremismo: santo o déspota, nunca un término medio. Da cabida a un tiempo al peor de los horrores y a la mayor bienaventuranza; es un péndulo, un columpio cósmico. Representa la fusión de todo lo que se conoce y siente, durante la vida, la esencia última. Para Plutón, la existencia es una integridad, el constante Uno fluyente que se manifiesta dentro y fuera; la vida es muerte y la muerte, renacimiento y toda finalización es meramente un comienzo.

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png9.png3.png4.png7.png9.png3.png
Hoy264
Ayer1029
Ultima semana1928
Ultimo mes7103
Desde 04/19976934793

Sus datos de conexión

  • IP: 3.214.184.124
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

1
en línea

Miércoles, 11 Diciembre 2019 10:33
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia