¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Silvia Ceres
Ponencia expuesta en la 1ª Jornada Latinoamericana llevada a cabo los días 10 y 11 de febrero de 2006  en Salta, Argentina.

Para intentar comprender desde la perspectiva astrológica la revuelta de fines de 2005 en los arrabales de varias ciudades francesas, que amenazó con extenderse hacia otros países europeos, podemos incursionar por varios senderos de investigación. Uno es centrarse solamente en la carta del país y los movimientos celestes que la activan; otro es verlo desde un entramado más amplio, asociado, por ejemplo, con los ciclos planetarios; un tercer camino posible es aunar los dos anteriores.

En este caso, decidí utilizar como marco referencial el tránsito de Plutón por Sagitario, en tanto entiendo que es el protagonista principal de los cambios que quiebran los valores que sostuvieron “el estado de bienestar”. Sobre este telón de fondo, proyectaremos la película de los tumultos de fines de 2005 que interpreto como emergentes de una crisis profunda que compromete a la sociedad en su conjunto.

Los astrólogos  sabemos que los ciclos de los tránsitos planetarios por un signo permiten constatar ciertas similitudes en su accionar, aunque, por supuesto, nada puede reiterarse de la misma manera. Por lo tanto, cabría definir el ciclo como un “retorno de lo diferente”. Hecha esta salvedad, enfoquemos la atención en el desplazamiento de Plutón por Sagitario.

Si nos permitimos una extensa mirada histórica, observaremos que el planeta ingresa en Sagitario en las fechas siguientes:

Diciembre de 1255

Enero de 1502

Diciembre de 1748

Enero de 1995

Múltiples hechos históricos jalonan esos lapsos, de manera que enumerarlos, excede los límites y el eje central del presente trabajo.

Antes de dar una mirada sobre el período aún vigente, pueden señalarse algunos temas que parecen caracterizar este tránsito:

  • Redefinición de las fronteras, demarcando nuevos conceptos de “afuera” y “adentro”. Desde las ciudades amuralladas del medioevo, pasando por los viajes de exploración del siglo XVI, hasta la constitución de los estados nacionales en el siglo XVIII.
  • Pensamiento hegemónico con poca tolerancia hacia el disenso, como fue el feudalismo influido por Bizancio, afirmando el derecho del hombre a vivir con mayores comodidades materiales, lo cual significó un paso atrás para el ascetismo cristiano y un paso adelante para la vida urbana. En la segunda etapa, este pensamiento exclusivo se relacionó con la expansión, en especial sobre el territorio americano y asiático, de los valores de la Iglesia Católica, eso que se llamó “la conquista con la cruz y con la espada& rdquo;. En el tercer tránsito, la entronización de la razón como única garante del pensamiento correcto, no sólo deja afuera otros modelos de percepción de la realidad, sino también aquellas disciplinas que no responden a un modelo lógico – mecanicista, como son las humanísticas, que quedaron excluidas de lo que merece ser pensado; la historia de la Astrología da buena cuenta de ello.
  • Reestructuración económica. Mientras en la primera etapa surge un dominio de la burguesía, unido a una forma de producción feudal, en la segunda nos encontramos con el nacimiento del capitalismo, el crecimiento de la banca y la privatización del agro; en la tercera, aparecen los absolutismos políticos y los estados nacionales, en aras de favorecer la estabilidad de los mercados.

Ahora bien, si aceptamos la idea de que el paso de Plutón por cada signo saca a la luz ciertos rincones oscuros, no siempre reconocidos de cada sector zodiacal, cabe preguntarse si es razonable asociar a Sagitario con la noción de frontera, de pensamiento hegemónico y de reestructuración económica. A vuelo de pájaro, la respuesta sería si y no. Pero como este más o menos suena demasiado incierto, reflexionemos sobre el lugar que ocupa Sagitario en el zodíaco, para comprenderlo con mayor claridad.

Si en Géminis localizamos el lenguaje, la comunicación, el comercio y lo cercano; sin duda mora en Sagitario el concepto de extranjero, lo Otro, lo extraño y no familiar. ¿Pero qué tiene de extraño y no familiar, lo Otro? Justamente la lengua. Ya en la Apología de Sócrates, se define la condición del extranjero como la de aquel excluido del código del lenguaje propio de una comunidad.

¿Cómo pensar a Sagitario desde su lugar posterior a Escorpio y anterior a Capricornio? En Escorpio, la precaria alianza constituida en Libra, ha entrado en una lucha de poder, se vislumbra lo oscuro, profundo y visceral de la condición humana y, en consecuencia, es necesario salir a respirar una atmósfera más límpida, buscando un más allá que ponga distancias con el más acá del conflicto. Se formulan valores que rigen y regulan la convivencia entre los seres humanos. Valores que serán la piedra angular de las leyes y los códigos que se formularán en Capricornio como teoría del estado.

Pero para que los valores conformen la trama social en Capricornio, es necesario que se conviertan en una ideología y no meramente en una opinión. Si le sumamos la posición de trígono a los individualistas signos de Fuego, es sencillo deducir la facilidad con que Sagitario organiza e instituye un modelo hegemónico de pensamiento.

Los sextiles a Libra y Acuario, otorgan matices al discurso sagitariano. Ni tan interpersonal como Libra ni tan abstracto como Acuario. Con cierto aire de justicia para que nadie salga perjudicado y con algo de futuro ideal.

Las cuadraturas con Virgo y Piscis – la producción y la distribución -  pueden ser las razones de las nuevas pautas económicas que plantea cada tránsito de Plutón por Sagitario.

Los quincuncios con Cáncer y Tauro, se relacionan con la propuesta sagitariana de desarraigo para territorializar un nuevo espacio. Hoy, la cantidad de población desplazada de sus hogares por el hambre o la violencia, reunida en campamentos de refugiados esperando adquirir una nueva nacionalidad, así como la desterritorialización de empresas que, buscando mano de obra barata, deja zonas enteras sin medios de subsistencia, dan buena cuenta de esos quincuncios.

Veamos otros contenidos de su tránsito actual, iniciado en 1995 y que concluye en 2008.

El pensamiento neo liberal se ha entronizado como discurso exclusivo; la globalización y el foro anual de Davos, son el arquetipo de la “nueva economía”; mientras el tema de las fronteras aparece vigente, desde el ALCA y la CE hasta los barrios privados.

Fenómenos separados, pero que permiten armar una trama de sentido, función que también nos demanda Sagitario.

Haciendo un poco de memoria, recordemos que la finalización de la “Guerra Fría” inicia una nueva forma de guerra de conquista de territorios. Extraña guerra cuyas armas son los centros financieros, en batallas de intensidad aguda y constante – recordemos que Plutón aún se encontraba en Escorpio - .

El objetivo de este avance, es la imposición del pensamiento liberal. Y así vemos cómo son vencidos los viejos estados nacionales por las nuevas fronteras, generándose un reordenamiento de funciones en el plano mundial. Ahora bien, como sucede en la física con la mecánica del péndulo, los grupos humanos cuando se inclinan hacia un lado, generan un movimiento de igual fuerza en sentido contrario.

Mientras los países miembros de la Comunidad Europea liman diferencias en aras de constituir un ente cohesionado, comienzan a aparecer, aquí y allá, reacciones de grupos minoritarios que no sólo se desentienden de la unidad europea, sino que plantean su independencia respecto al país que pertenecen o han pertenecido, como es el caso de los vascos en España, los lombardos en Italia, los flamencos en Bélgica, los corsos en Francia, así como las variadas nacionalidades que conformaron, en su momento, la ex  Unión Soviética.

Cuanto más amplia y homogénea la geografía, digna del amor por las grandes extensiones de Sagitario, más reacciones de pequeñas comunidades que defienden una hermandad histórica, pero sobre todo, una misma lengua (Géminis).

A su vez, los polos de desarrollo, son como la luz para las mariposas y numerosos contingentes de emigrantes llegan a los países ricos, buscando una nueva oportunidad que deje atrás el sufrimiento. Es decir, un desplazamiento de Escorpio (crisis) a Sagitario (horizontes nuevos). Pero rápidamente encuentran el recelo de quienes sienten que vienen a restarle posibilidades de trabajo (Virgo), o bien a disfrutar de los menguados servicios sociales (Piscis), razón por la cual, se pone en funcionamiento una deriva etimológica que va de extranjero a extraño y de allí a enemigo, con lo que se retrocede otra vez hacia Escorpio.

Retomando el juego del eje Sagitario – Géminis, es oportuno analizar el fenómeno de los barrios privados, ese símil actual de las ciudades amuralladas de la Edad Media. Se construyen en lugares amplios, rodeados de naturaleza, ideales para una visión sagitariana, pero en tanto son cerrados, se transforman en una comunidad de vecinos (Géminis), rodeados por un afuera pobre, numeroso, que amenaza con usar la violencia para robar su bienes, por lo tanto, se defienden con personal de seguridad (Escorpio).

Mencionemos un tema más, relacionado con esta polaridad: el de la banca internacional. Debido a los grandes cambios producidos en los sistemas de comunicaciones (Géminis), el  dinero  gira las 24 horas del día de los 365 días del año, realizándose inversiones en diferentes mercados mundiales. Según las investigaciones del Senado de EEUU, gran parte del capital financiero que circula entre los principales bancos, se originan en delitos de sobornos, tráfico de armas y estupefacientes, estafas al fisco, etc. Nuevamente nos encontramos con Escorpio.

De manera entonces que, el tránsito actual por Sagitario, muestra por ahora, un juego pendular  hacia Géminis y un constante retroceso en dirección a Escorpio.

¿QUE SUCEDE EN FRANCIA?

En los últimos meses de 2005, los medios informativos muestran las imágenes de disturbios en las afueras de París, que luego se expanden hacia otras ciudades. Grupo de jóvenes salen noche tras noche a incendiar lo que encuentran a su paso y a enfrentarse violentamente con la policía.

Indudablemente, son muchachos que figuran en las estadísticas de pobreza, desempleo, deserción escolar, delincuencia, etc. La pregunta que surge es ¿quienes son los protagonistas de las revueltas en la periferia de París?

El primero en definirlos fue Nicolás Sarkozy, el ministro del Interior, que los denominó basura. Y más allá de la crudeza del epíteto, tal vez sea la manera de nombrar a quienes quedan fuera de la globalización, una población sobrante, superflua, innecesaria dentro de estos tiempos post modernos.

Pero si leemos atentamente la historia de los siglos XIX y XX, observaremos que la Modernidad, desde su origen, produjo desechos humanos, capas de la población marginada del proceso de producción industrial. Europa resolvió el problema expulsando hacia sus colonias a aquellos que no tenían cabida en las metrópolis. Así, numerosos franceses excluidos, emigraron al norte de África, especialmente a Argelia. Poblaci& oacute;n que ocupó el lugar del invasor y que, cuando a mediados del siglo XX comienzan las revueltas independentistas en las colonias, quedan atrapados entre dos fuegos: para los argelinos son franceses y para los franceses, argelinos. De manera que cuando retornan a su lugar de origen, tampoco encuentran donde insertarse y forman barriadas en las periferias de las grandes ciudades, viviendo de manera precaria, en un limbo, en un “no lugar”, sin arraigo ni pertenencia. Junto con ellos llegan otros contingentes de emigrantes, nativos de las colonias, seducidos por la posibilidad de adquirir el estatus de “franceses”. De esa manera se van constituyendo conglomerados, ghetos de población marginal que sobreviven como pueden, fluctuando entre la pobreza, la asistencia social y el delito.

Los adolescentes que salieron a marcar violentamente su territorio, son los hijos y los nietos de aquella generación, que mal que les pese a los políticos apurados por denominarlos “extranjeros”, son ciudadanos franceses, nacidos en su territorio, educados en su estructura escolar y en el dogma de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, exigiendo un reconocimiento que ni el sistema ni los ciudadanos de primera clase pueden ni quieren otorgarles.

Pero este fenómeno que estalla meses atrás, viene de arrastre. Basta recordar la campaña electoral del 2002, donde Chirac juega su reelección frente al candidato socialista Jospin, convertida en un duelo para demostrar a la ciudadanía quién iba a aplicar más represión a la delincuencia juvenil de los suburbios y donde, el candidato de la extrema derecha xenófoba Le Pen, saca un porcentaje de votos que produce un sobresalto a los votantes democráticos y bien pensantes.

Antes de pasar a las explicaciones astrológicas, creo pertinente puntualizar un par de ideas. Además de un retorno del conflicto colonial con nuevos ropajes, existe un problema grave de inseguridad social debido a la precariedad del empleo, la incertidumbre futura de las pensiones, la crisis del estado de bienestar, la disolución de valores que desde la Revolución Francesa hasta comienzos de 1980, sostenían solidamente la vida del hombre medio. Inseguridad social que el sistema de poder, ayudado por los medios de comunicación, saca del foco de discusión y desvía hacia la inseguridad personal de ser robada, asaltado, maltratado, violentado.

Recordemos que Francia, poco tiempo antes, vota por el No en el plebiscito de la Constitución europea. Entiendo que la reacción frente a los disturbios y la negativa a aceptar la Constitución son caras distintas de un mismo fenómeno: la sensación generalizada de temor al futuro y de perder la condición de estado nacional.

¿COMO INTERPRETAR ESTA REALIDAD DESDE LA ASTROLOGIA?

La carta utilizada fue calculada con los datos de A. Barbault para la V República: 06 de octubre de 1958, 18 horas, París.

 
 

Si bien existen varios criterios para evaluar un rádix desde la perspectiva de la Astrología Mundana, sólo implementaré eclipses, direcciones, tránsitos y algunas pinceladas sobre las revoluciones solares 2005 y 2006, centr& aacute;ndome en aquellos puntos sobresalientes para dar cuenta por qué el fenómeno se vio en Francia antes que en otro país europeo con condiciones sociales semejantes.

- La estación de eclipses resalta el eje I – VII, eje de identidad que propone el vínculo Yo/Otro. Polaridad importante en esta carta porque allí se ubican los nodos, el positivo en Libra (VII), signo relacionado con la equidad y la justicia, términos mencionados una y otra vez durante la revuelta suburbana. Por la regencia de Marte sobre su nodo sur, se está más predispuesto a encontrar diferencias que similitudes (Venus). Un ejemplo caricaturesco de estas regencias, es el de una radioemisora llamada Cortesía (Courtoisie), que caldeaba los ánimos hablando de indígenas de la República, bárbaros que rechazan la asimilación, guerra étnica, invasión.

Además de la inversión por tránsitos de los nodos (norte en Aries), el eclipse lunar del 24 de abril 2005, se hizo en 4º20'''' Tauro – Escorpio, punto medio de la cerrada conjunción Júpiter – Neptuno, regentes de XII presentes en VII. Lo oculto se tornó visible enfrente, o bien, expresado en términos tradicionales: los enemigos ocultos se hicieron declarados.

El eclipse solar del 13 de octubre se realiza en 10º19'''' Libra, en conjunción estrecha al Sol, regente de VI, fuerzas de seguridad. Recordemos que el detonante es la persecución policial a unos jóvenes (Sol conjunción Mercurio), uno de los cuales muere electrocutado (más adelante veremos los tránsitos que comprometen a Urano natal, planeta asociado con la electricidad).

- Las progresiones secundarias para octubre 2005, muestran al Sol en 29º54'''' Escorpio, en casa VIII. Su transición hacia Sagitario, señala que es tiempo de formular un nuevo “contrato moral”.

La Luna progresada en 19º26'''' Aries comienza a mover el eje nodal sobre el nodo sur. La Luna, regente de IV y V y ubicada en cúspide de V: los hijos (V) sacuden abruptamente (Aries) los cimientos de la República (IV).

Mercurio, planeta asociados con los adolescentes, en 21º52'''' Sagitario realiza, desde 2004, conjunción a Saturno natal, regente de X en IX, cuestionando la autoridad de los mayores y los principios en que se sustenta el estado.

Venus, en 02º41'''' Sagitario, realiza una oposición a Marte, ambos regentes de los ejes I – VII y II – VIII (identidad y valores o necesidades propias y ajenas).

FC progresado conjunción a Urano natal: las bases (IV) son alteradas radicalmente (Urano).

Por direcciones ptolomeicas (1º = 1 año), Neptuno llega a la conjunción con Saturno, denunciando las carencias y exclusiones de la ideología del estado. Para el 2006, la conjunción de Marte a la Luna, indica revueltas populares, lo cual habilita a pensar que no estamos frente a un tema concluido.

- Los tránsitos para la é poca de los disturbios, no indican nada muy diferente. Marte, retrógrado, efectúa cuadratura a Urano, señalando la explosión caótica de violencia, tanto por sus significados propios, como por las regencias. Marte, gobernante de I y II acciona para convertir en protagonistas a los “ocultos” (Urano rige la XII).

Júpiter transita sobre la conjunción natal Júpiter – Neptuno (regentes de XII, presentes en VII). Además de dar visibilidad a los excluidos, ayuda a que el discurso de los políticos se deslice fácilmente a denominarlos extranjeros (Júpiter regente de IX), cuando en verdad, moran en las sombras de la república.

Saturno, desde Leo, hizo en agosto la cuadratura a Júpiter – Neptuno, endureciendo la represión sobre los elementos marginales de la sociedad. El sextil hacia Sol – Mercurio en el momento de los sucesos, facilita que el gobierno (Sol) declare que no tendrá contemplaciones en enviar a los protagonistas a sus países de origen, olvidando que es Francia su país natal.

Pocos meses antes de los incidentes, Urano desde Piscis, realizó la cuadratura a Marte, la oposición a Plutón, el trígono a Júpiter – Neptuno, generando desde lo oculto (XII) las condiciones de la rebelión. Marte y Plutón son regentes de la VIII: la basura que es necesario eliminar, como declar& oacute; Sarkozy, el ministro del Interior.

Neptuno, ingresando a la XII natal, realiza oposición a Urano, ambos regentes de la casa XII.

Plutón, desde fines del 2004, transita sobre Saturno, anunciando que un modelo de nación y de legislación, ha llegado a su fin. Vale recordar que la V República se funda cuando ya se había declarado la lucha de liberación en Argelia. Dicho en lenguaje coloquial, el asunto que De Gaulle saca por la puerta – la descolonización - , retorna por la ventana – la “basura”, la población superflua, sobrante y marginada del proceso de la nueva economía - .

- En cuanto a la revolución solar 2005, prestando atención sólo a algunos datos, observamos:

Ascendente solar conjunto a Plutón natal.

Marte solar conjunto a MC y opuesto a Venus solares.

Luna solar en Escorpio (cuadratura a Urano natal) y ángulo de T cuadrada con Saturno (ley) y Neptuno (carenciados).

Júpiter – Mercurio solares, presentes en III y conjunción al nodo norte natal, indica la necesidad de diálogo para encontrar soluciones equitativas (Libra), pero están dispositados por Venus en exilio en Escorpio, opuesta y en recepción mutua con Marte en el MC.

Resumiendo, existen indicios para pensar que Marte, el regente del nodo sur, domina la situación.

- La revolución solar 2006, muestra:

MC solar conjunción Urano natal

Ascendente solar conjunción Neptuno natal

Luna solar conjunción Ascendente natal

A MODO DE CONCLUSION

El sociólogo alemán Ulrich Beck sostiene que: La globalización económica ha llevado a una división del planeta quebrando las fronteras nacionales, conformando centros muy industrializados de crecimiento acelerado al lado de desiertos improductivos, y estos no están “ahí afuera” en África, sino también en Nueva York, París, Roma, Madrid y Berlín. África, como signo de exclusión, está en todas partes. Hay un África real y otras muchas metafóricas en todos los demás continentes.

Para finalizar, quisiera recordar una observación formulada por el filósofo I. Kant en 1784. Expresó que, en tanto el planeta en el cual vivimos es esférico, cuanta más distancia establecemos con el prójimo, más nos acercamos a él. De manera que la naturaleza, afirmó,  nos lleva a aceptar la hospitalidad recíproca.

Cuando en 1989 se derribó el Muro de Berlín, celebramos el fin de una ignominia. Una década y media después se están construyendo tres muros: Israel en territorio palestino; USA en la frontera de México; España extendiendo la distancia con las fronteras de Ceuta y Melilla, sus dos enclaves africanos.

Bajo la bandera de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, la Revolución Francesa marcó un nuevo amanecer para la humanidad. Durante el siglo XX, en nombre de la libertad, el capitalismo ignoró la igualdad; en nombre de la igualdad, el comunismo despreció la libertad. Lo único que queda por descubrir, en este siglo XXI es la fraternidad, o la hospitalidad recíproca, como la llamó Kant.

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png9.png3.png5.png7.png6.png9.png
Hoy664
Ayer576
Ultima semana2904
Ultimo mes8079
Desde 04/19976935769

Sus datos de conexión

  • IP: 18.205.60.226
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

2
en línea

Jueves, 12 Diciembre 2019 22:09
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia