¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Arantxa Hurtado - Memorias del XVI Congreso Ibérico de Astrología, 1997

...La vida humana tiene una duración limitada, al menos por cada momento de nacimiento, esta duración podemos cifrarla en la época actual alrededor de los 80 años. Este lapso de tiempo inferior o igual al ciclo de los Transaturnianos implica que, como mucho, sólo transitarán una vez por cada factor astrológico del natal (hablando de la conjunción).

De los tres "invisibles", Urano, es hoy por hoy, el único que puede efectuar una vuelta completa por la carta. Tanto Neptuno como Plutón tienen ciclos demasiados largos. En su caso no sólo habrá que estudiar la parte de la crta que afectan, sino que quizás, sea más ilustrativo precisamente lo contrario ¿Por dónde no pasarán?

...He hablado de tránsitos y esto nos induce a pensar en "predictiva", en el siempre difícil conocimiento del futuro, en la aplicación a través del tiempo. Pero realmente lo que yo quiero enfocar es la interpretación del natal, apoyándome precisamente en los tránsitos.

Para pensar en el efecto de los tránsitos de cualquier tipo y en general de toda técnica predictiva, es necesario e imprescindible, haber estudiado el natal, cuanto más a fondo mejor. El momento de nacimiento, es la piedra angular de todo el edificio astrológico. Uno de los factores que aparecen es Urano, en cada caso con su simbolismo propio (sin mermar por ello su simbolismo universal). Tendrá su interpretación y además su peso específico, es decir, dentro del conjunto de los demás factores, será importante o no. Urano no es ni un luminar, ni tan siquiera un planeta visible para nuestros ojos y no en todas las cartas será esencial su comprensión.

El desarrollo que viene a continuación se adecuará mucho mejor con aquellas cartas en las que Urano se haya acercado a nuestro cielo visible. Cartas en las que tenga un peso propio, cartas en las que hay que contar con él para comprenderlas. Para determinar su importancia se pueden utilizar tablas que expresan, mediante cifras la fuerza de los planetas, pero no siempre los sí mbolos encajan en esa franja estrecha que son las relaciones numéricas. Para soslayar este escollo, podemos enumerar las características globales, necesarias para considerar que un planeta, en este caso Urano, sea parte del hilo conductor de una carta astrológica:

1 - POSICION ANGULAR

2 - CONJUNCION LUMINARIAS

3 - CONJUNCION PLANETAS RAPIDOS

4 - PARTICIPE EN UN ASPECTO O ESTRUCTURA COMPLEJA

Cuantos más requisitos cumpla, más fuerza tendrá dentro de la crta y más necesari será ahondar en su interpretación.

En la carta natal aparecen sintetizados y entremezclados de forma mágica, la personalidad y el destino. No quiero entrar aquí en la dialéctica entre determinismo y libre albedrío, pero sí creo que está claro para la mayoría que la forma de ser, la personalidad, implica una manera de actuar, y esta forma de actuar nos lleva a situaciones concretas, que si fuéramos de otra manera, no viviríamos. La magia de esta relación es su doble dirección. Es decir: no sólo la forma de ser influye en la vida que vivimos, sino que la vida nos empuja a una manera de ser. "Dime con quién andas y te diré quién eres" es una forma coloquial de expresarlo, ante la que nadie se echa las manos a la cabeza, ni se siente menoscabado en su libertad.

La biunicidad entre la personalidad y la "vida" aparece desde el primer momento en la interpretación. La tradición lo sintetiza, diciendo que "Todo está en el radical". Tanto el principio como el fin, la personalidad y los hechos por vivir.

En nuestro lenguaje astrológico, abordamos estos dos factores desde dos puntos de vista; estático y dinámico.

En el estático, estudiamos los factores "in situ", sus relaciones, sus armonías, su situación celeste y terrestre...; en el dinámico, su movimiento real o simbólico, sobre esos factores estáticos de los que partimos.

Pero en Astrología, como en casi todo, no hay separaciones tajantes. Así nos lo enseña el símbolo del yin - yang, que en cada polaridad contiene un punto de la contraria. Así ocurre con esta división del punto de vista astrológico: en lo dinámico aparece lo estático y en lo estático aparece lo dinámico.

Cada planeta que aparece en el natal, lleva implícito en sí mismo, su movimiento, su FUTURO.

En el caso de Urano, su futuro, será recorrer, transitando por conjunción, todos los puntos de la carta. Pero su punto de partida será diferente en cada nacimiento y es, en este hecho, en que hoy quiero hacer hincapié.

Supongamos una carta con un Urano dominante alrededor del MC, con un ciclo aproximado de 80 años (1). Aproximadamente cada 20 años, transitará los otros ángulos (2). La persona tendrá la opción para asumir cambios importantes en su vida, a los 20, los 40, los 60 y los 80 años.

A los 20 años, al transitar por el Ascendente, tomará una o varias decisiones que implicarán un cambio en su destino, con toda la fuerza y la ingenuidad de los 20 años. A los 40, cuando transite el FC, el factor cambio repercurtirá en su lugar de residencia y/o en su familia, siempre con un sentido de destino que lleva implícito el Urano del MC natal; a los 60, puede haber un cambio en sus relaciones pero pueden incidir con mayor contundencia cambios debido a la salud, operaciones, etc.

La presencia de Urano en MC natal (si la totalidad de la carta  lo corrobora) nos conduce a un tipo de persona destinado a los cambios, que los buscará o propiciará, y que desde su nacimiento está preparándose para asumirlos.

Si ahora tomamos una carta en la que Urano se sitúe en la mitad del 4º cuadrante, el primer tránsito por ángulo ocurrirá alrededor de los 10 años, edad en la que nadie puede tomar decisiones, pero sí puede haber cambios en la vida, debidos a las circunstancias que expresa este Urano. A los 30 su situación familiar sufrirá un vuelco, ya sea por cambio o renovación. A los 50, de nuevo se pone en juego su capacidad para romper ligaduras o para establecer nuevas empresas, etc. Y así sucesivamente.

Según vamos situando el Urano natal, su ciclo nos lleva a un tipo de experiencias que dependen de la edad en que se viven. No es lo mismo vivir un tránsito de Urano por Ascendente a los 10 años que a los 20 o a los 60. En el primero no se tiene capacidad para decidir, los cambios que provoca Urano llueven sobre el individuo y lo que no se decide hacia fuera, se decide hacia adentro. El niño/a que vive el tránsito de Urano por el Ascendente, no podrá tomar una decisión, pero es muy posible que esa experiencia (que partimos de la base que es fuerte), modifique su carácter. Lo mismo ocurre con todas las posiciones. Vivir un tránsito de Urano por MC a los 80 años no tiene las mismas consecuencias que a los 20 o a los 40. A los 80 no es fácil que se cambie de profesión ni que se le de un fuerte giro al destino (salvo la muerte que es, desde luego un profundo cambio) como sin embargo, sí lo es con 20 y 40 años, edades apropiadas para asumir la dinámica de un cambio de la imagen social y/o profesional.

Las cartas en las que Urano tiene una posición angular (aparte de por el peso domal), suman el efecto del tránsito por ángulo con los aspectos mayores del 2, es decir: las cuadraturas y la oposición, porque ocurren en el mismo lapso de tiempo (3).

En estas cartas, cada 20 años, los dos ejes se ven afectados por el tránsito de Urano y esa regularidad en los variables cambios de Urano, nos hablan de personas que no sólo están dispuestas y predispuestas a las revoluciones en su vida, sino que las provocarán. Un poco como si fueran aves migratorias que cada 20 años necesitan emprender vuelo.

La forma será diferente, según que el Urano de partida ocupe el eje de la personalidad o el del Destino. Con Urano en Asc o Desc. suele haber mayor iniciativa, mauor decisión a la hora de afrontar el movimiento uraniano, siendo el punto álgido el Urano de Ascendente.

Cuando aparecen en MC - FC, en principio se diría que el destino provoca los cambios, independientemente del sujeto, pero esto no es tan drástico. En estos casos, el sujeto se coloca, se prepara, busca que ocurra algo que le precipite al cambio que lleva dentro, como si se colocara en el trampolín esperando el empujón.

Cuando Urano no es angular, pero sí es fuerte en la carta, lo más probable es que, o bien esté conjunto a los luminares o bien participe de una fuerte estructura.

En estos casos, los aspectos al Urano radical se separan de su tránsito por los ángulos. Si este Urano no angular se sitúan en una casa fija, los dos ángulos que encuadran la posición natal, vivirán el tránsito de Urano o demasiado pronto o demasiado tarde. No quiere esto decir que no sea importante ese o esos tránsitos, sino que el sujeto tiene más mermada su voluntad para utilizar a Urano como factor de renovación o de revolución. Digamos que le viene dado.

Finalmente este Urano radical puede situarse en una casa cadente. El primer ángulo por el que transitará sufrirá una fuerte impresión uraniana en la infancia que marcará la personalidad del individuo, independientemente de su voluntad.

Si consideramos que el símbolo de Urano aporta la capacidad para romper con viejas estructuras, para liberarse de cadenas más o menos queridas...La posición domal nos indica la capacidad de evolución del individuo para asumir estos cambios. La facilidad o dificultad para realizarlos vendrá reflejada en la calidad de este Urano y, cómo no, en el resto de la carta.

 

(1) - En todo este trabajo redondeamos el período de Urano a 80 años.

(2) - Consideramos ejes perpendiculares.

(3) - Tomando un amplio orbe para el efecto del tránsito, a menudo coincidirán ambos tránsitos, aún a pesar de casas con ejes no perpendiculares.

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png9.png0.png0.png6.png2.png1.png
Hoy108
Ayer606
Ultima semana108
Ultimo mes12956
Desde 04/19976900621

Sus datos de conexión

  • IP: 3.227.249.234
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

2
en línea

Lunes, 21 Octubre 2019 03:23
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia