¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Carmen Ordóñez - Artículo publicado en la revista española Eudemón. Nº 3. Otoño 1994

El lenguaje de los sueños y los tránsitos de la Luna.

Entablar un diálogo con nuestros sueños es, cuando menos, una aventura apasionante. Ellos son un punto de encuentro entre el día y la noche, entre la luz y las sombras y, por ende, entre el individuo y su propia sombra. Ellos, los sueños que recordamos, nos ofrecen datos imprescindibles para una lectura de nuestras tensiones y conflictos y nos introducen en regiones desconocidas de nuestro cerebro que somos incapaces de desarrollar a la luz de la conciencia.

Hoy día, y a pesar de las investigaciones emprendidas en fisiología y biología, no hemos hecho singulares avances sobre las claves de los sueños en relación a tiempos inmemoriales. Para los hombres del pasado, los mitos y los sueños figuraban entre las más significativas expresiones mentales, y no entenderlos equivalía a la ignorancia.

Sin embargo, cada uno de nosotros es un mundo. La manera en que el inconsciente completa la consciencia -cómo la noche nos compensa de¡ día- varía de tal modo de un individuo a otro que no es posible determinar un sistema unívoco para clasificar los sueños y sus símbolos. Es decir, ningún símbolo que aparece en un sueño puede ser abstraído de la mente individual que lo sueña. No hay pues recetas validas en lo que concierne a la interpretación onírica, pero la carta astral es una herramienta valiosísima para ello.

Este estudio se desarrolla precisamente a partir de una evidencia astrológica: El tránsito de la Luna, mientras soñamos, por un punto significativo de nuestra carta enciende, por así decirlo, un interruptor automático que nos proporciona una serie de mensajes simbólicos sobre ese lugar determinado. Nos traduce el significado de su situación por signo, por casa, y se traslada, como en un juego de espejos, al signo y la casa opuestos. No digamos. ya la interrelación que se establece en el relato onírico si ese punto opuesto está también ocupado por otro cuerpo celeste. A veces, en estos casos, se crea a lo largo de¡ relato un camino de ¡da y vuelta de un punto a otro. He aquí un ejemplo.

SUEÑO Nº 1: Se produce cuando la Luna transita sobre el Sol natal. Éste se encuentra en Piscis y en conjunción a la Luna en Acuario. Ambos en casa I y opuestos a Plutón, en Leo y casa VII.

"Estoy nadando en un lago (sí que es un lago, pero el aspecto y la sensación es como el mar: tiene olas) y de pronto me veo tumbada en una barca que empuja una especie de caballero medieval con armdura. Aunque parece de tamaño normal, abarca con los brazos los dos extremos del esquife. El mar está en llamas. No se cómo, se que me lleva a un sitio llamado gruta de las estrellas, es una cueva volcánica que tiene el techo recubierto de una filigrana metálica de estrellas articuladas muy brillantes. Entonces surge del agua un dragón y vuelca la barca, nos agarramos a la cola del bicho, que se agita violentamente arriba y abajo, estamos a punto de caer, cuando se aproxima volando una especie de pterodáctilo, al que nos adherimos como imantados, nos hemos convertido en dos figuras esquemáticas, como de corcho, una amarilla y otra azul, los colores son puros y brillantes."

Son significativos los sueños que se producen con tránsitos lunares sobre planetas que en el natal están aspectados con la misma Luna o con Neptuno, o sobre aquellos que se encuentran domificados en XII. Son espectaculares, por su evidencia, los sueños que se producen cuando la Luna afecta, por conjunción u oposición, a Neptuno, y lo mismo ocurre cuando lo hace con Plutón.

SUEÑO Nº 2: Se produce cuando la Luna transita en oposición al Plutón natal. Éste se encuentra en Leo y en casa XII, y presenta un trígono con la Luna, en Sagitario y en IV.

"En un momento dado, B. a través de la respiración inicia una transformación... Los tres se transforman y adquieren poderes especiales... En el curso de este proceso aparece un crisol, en el cual aparecen los colores grosella, azul y verde. Son como muy vivos, limpios e intensos, muy bonitos y de un tono poco corriente."

Los ejes de las casas IV, VIII y XII son definitivos para un examen concienzudo de esta materia. Y, en fin, los ejes de¡ Ascendente y el Mediocielo que se proyectan, por así decirlo, en Fondo de¡ Cielo y Descendente de tal forma que éstos se manifiestan como la sombra de aquellos. (Estas observaciones me llevaron precisamente a considerar los tránsitos por oposición, a partir de una sugerencia de Amalia Ramírez).

Estas son algunas de las conclusiones que se derivan de un simple examen del tránsito lunar sobre nuestra carta mientras soñamos. Por supuesto que influyen otros factores -Kant decía que la base de los sueños viene "dada simplemente por desórdenes estomacales"-, pero no es tan sencillo como eso. La dinámica de la vida en estado de vigilia nos proporciona datos que, imperceptiblemente, se trasladan al mundo de los sueños. ¿Pero por qué el relato onírico escoge algunos de estos datos y otros no?

Todo ocurre como si, durante el sueño, nuestra memoria tuviese a su disposición el enorme caudal de percepciones y recuerdos grabado desde el comienzo mismo de la vida consciente. En este sentido, podemos considerar a Saturno como el baúl de la memoria, pero la Luna posee la llave para abrirlo.

La selección de la memoria inmediata es tarea lunar: De todo un cúmulo de recuerdos elegimos -"por estímulos somáticos'''', apunta Bergson- aquellos que sintonizan con el cielo de¡ momento, y la inmediatez de la Luna nos ofrece la clave.

SUEÑO Nº3: Se produce cuando la Luna pasa sobre Urano, que es, además, regente de¡ Ascendente, en conjunción con Plutón, en casa VII. Ambos presentan una cuadratura con la conjunción Venus/Marte, muy estrecha, en X.

''''Veo a B (es una compañera de trabajo) desnuda. Tiene un pene muy largo y además tiene tetas. Es un travesti. Luego la veo en un ambiente muy desenvuelto, disfrazada de hombre, con calzones como los que llevaban los romanos. En la fiesta todos son compañeros de trabajo, se ríen y celebran lo acertado del disfraz. De repente me doy cuenta de que se había disfrazado de hombre, pero que en realidad es un hombre. Pienso: No hay que decirlo, pobrecilla, ¡ojalá que la gente no se dé cuenta!, y lo comento con su amiga más íntima.

Hay que tener en cuenta que esa misma tarde, el personaje que ve la soñante había hecho en realidad el ridí culo en un acto público. Además, esta mujer había visto esa misma noche una obra de teatro -precisamente ''''Calígula''''- y había observado que el actor principal tenía el sexo excepcionalmente abultado, comentándolo incluso en voz alta a su compañero.

Vemos cómo pequeños detalles o anécdotas sin importancia a la luz del día adquieren todo su significado y conforman el argumento principal del sueño, a partir del estímulo que proporciona la situación de la Luna sobre nuestra carta(*)-.

Los elementos del sueño esbozan, también, el mapa del momento estelar o, cuando menos, configuran los grandes aspectos de la noche, y arrastran los del día en cuestión, con la Luna -el elemento más & aacute;gil- como relatora principal. Hay pesadillas que se producen una noche en que la Luna, haciendo un tránsito determinado sobre la carta del soñante, se ve afectada por cuadraturas y oposiciones.

Dijimos antes que los sueños arrastran las configuraciones del día anterior. Es el poso que nos dejan las imágenes cotidianas y que luego se traducen en vida interior. Pues bien, no hay que desdeñar la idea de que también actúan como preámbulo de nuestros actos. Es decir, que nos anuncian algunas circunstancias de días posteriores e incluso nos advierten de los conflictos que pueden acarrearnos.- ¿Son sueños premonitorios o fenómenos naturales que nuestra civilización tiene olvidados?

SUEÑO N''''4: Se produce cuando la Luna transita sobre la conjunción Mercurio/Neptuno.

''''Estoy en París, con dos amigas. He perdido la documentación, aunque todavía tengo la esperanza de encontrar en el hotel algún pasaporte válido... Hay que subir una escalera muy larga. Mi amiga, la de la maleta, no puede llegar arriba. Yo me vuelvo para ayudaría. La otra no quiere hacerlo y sigue adelante."

Hay que precisar que éste se puede considerar como un sueño recurrente de esta mujer, que, además, es muy despistada. A los tres días de este sueño, comprueba que ha perdido su cartilla de la Seguridad Social, su DNI está olvidado desde hace tiempo en casa de una amiga, el carnet profesional está en período de renovación, y el permiso de conducir a punto de caducar. En resumen, se encuentra prácticamente indocumentada.

Este estudio, aquí apenas esbozado, ofrece varias vertientes a cual más sugestiva. Podríamos preguntamos por ejemplo por qué hay gente que no recuerda nunca sus sueños, o por qué los sueños nos abandonan. en determinados periodos de la vida para reaparecer al tiempo con un simbolismo más acusado que en épocas anteriores. ¿Por qué para algunos los sueños son portadores de mensajes e incluso de información valiosísima, y sin embargo -como decían los hombres de una tribu de Kenia a Jung- "los sueños de los hombres ordinarios no quieren decir nada". Qué hay de los sueños reiterativos o de los sueños colectivos, que afectan a muchos individuos de una comunidad en momentos de crisis?.

Cuestiones como éstas fueron planteadas en un debate organizado en Menorca por Nuria Moltó y la gente de¡ grupo Aretz, entre los cuales hay grandes soñadores.

Preguntas todas ellas de difícil respuesta y que -como tantas otras- se ven a la sombra del simbolismo astrológico de forma más clara que a la luz de la razón.

(*)Si conociéramos la hora exacta del sueño, podríamos utilizar ese Ascendente y su regente como claves argumentales. Volguine propone levantar la del momento del despertar e interpretarla en este sentido.

BIBLIOGRAFIA

E. FROMM ''''El lenguaje olvidado''''. (Hachette Ed.).

K. G. JUNG ''''Recuerdos, sueños y pensamientos'''' (Editorial Seix Barral).

M. JUANA VILLAS ''''Cómo interpretar los sueños a partir de la carta astral, partiendo del principio lunar'''' (XI Congreso Ibérico de Astrología).

A. VOLGUINE ''''L''''interprétation astrologique des rêves'''' (Fd. Dervy).

JEAN-NOEL VON DER WEID '''El sueño y los sueños'''' (Acento Editorial).

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png8.png2.png1.png0.png2.png9.png
Hoy78
Ayer225
Ultima semana856
Ultimo mes12320
Desde 04/19976821029

Sus datos de conexión

  • IP: 54.152.38.154
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

2
en línea

Miércoles, 19 Junio 2019 09:23
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia